• No products in the cart.

Aprendizaje Virtual: La Nueva Norma Educativa

El COVID-19 ha cambiado drásticamente la educación de maneras que nunca imaginamos. La pandemia no solo ha impactado en la forma en que los estudiantes se acercan y obtienen educación, sino que también ha llevado a los educadores a repensar sus métodos de enseñanza. Aunque los días de aprendizaje presencial pueden no ser todavía una cosa del pasado, una cosa es segura: el futuro de la educación es digital.

El hecho de que la educación no tenga que limitarse a la interacción cara a cara ha transformado rápidamente la industria de EdTech. Sin duda, la pandemia ha demostrado el valor de las aulas virtuales y ha dado lugar a muchas otras alternativas a la enseñanza presencial. Afortunadamente, vivimos en un mundo HiTech donde todo es posible y acabamos de empezar a rascar la superficie de las soluciones innovadoras que nos esperan tanto a los estudiantes como a los educadores.

En esta publicación, echaremos un vistazo a los diferentes tipos de aplicaciones EdTech que están tomando el mundo por asalto y algunas de las tecnologías de e-Learning matizadas que podríamos esperar en un futuro muy cercano.

Aulas Virtuales

En estos días, las pizarras, pupitres y taquillas están siendo reemplazados por entornos de aprendizaje en línea conocidos como aulas virtuales. Un aula virtual es un espacio digital en el que profesores y alumnos pueden interactuar en tiempo real. De manera similar a un entorno de aula en persona, las aulas virtuales comienzan a una hora establecida, permiten a los maestros presentar el material del curso y permiten a los estudiantes hacer preguntas y hablar con otros compañeros de clase.

Sin embargo, una de las principales ventajas de las aulas virtuales sobre las aulas tradicionales es su capacidad para dar cabida a muchos más estudiantes. Dado que el curso se imparte a través de Internet, los maestros no tienen que preocuparse por cuántos estudiantes pueden caber en un aula física. Si bien se puede imponer un límite en el número de estudiantes que pueden participar, ese número es mucho mayor que para un aula física, donde los maestros tienen que tener en cuenta un número determinado de pupitres y sillas.

Otra ventaja de las aulas virtuales es el hecho de que promueven la participación de los estudiantes. En un entorno de aula física, puede haber más de 100 estudiantes, lo que a menudo puede conducir a una falta de tiempo uno a uno con los maestros o incluso los estudiantes que sienten que están siendo pasados por alto. Dado que todos comparten el mismo espacio virtual, todos los estudiantes reciben el mismo tiempo y atención.

Aplicaciones de planeación de lecciones

A pesar de las similitudes entre las aulas presenciales y virtuales, hay una gran diferencia en cómo se estructuran e implementan los planes de estudio y los planes de estudio. Dado que puede haber muchos más estudiantes en un aula virtual (lo que puede hacer que sea mucho más difícil para los estudiantes concentrarse), los educadores tienen que ajustar sus métodos de enseñanza para asegurarse de que sus planes de estudio reflejen un enfoque más práctico que deje espacio para que los estudiantes puedan aprender algunos conceptos por su cuenta, así como mantener a los estudiantes comprometidos con el material del curso. También es importante asegurarse de que cualquier proyecto o experimento que de otro modo requeriría materiales para el aula se pueda replicar en el hogar utilizando artículos para el hogar.

Hacer el cambio al aprendizaje en línea a menudo puede ser un desafío, pero hay varias aplicaciones de EdTech que pueden ayudar a los educadores a crear y presentar sus planes de lecciones de manera efectiva. Estas aplicaciones educativas permiten a los maestros diseñar fácilmente un plan de estudios, realizar un seguimiento de los proyectos e incluso configurar recordatorios de calendario. En este sentido, el e-Learning es mucho más fácil ya que elimina la necesidad de múltiples trámites, carpetas y calendarios físicos, que pueden perderse o dañarse en cualquier momento.

Además, hay varias aplicaciones de EdTech que ayudan a los educadores con su desarrollo profesional general. Una de estas aplicaciones es LINC, un recurso centrado en el educador que entrena a los profesores y ofrece una gran cantidad de soluciones personalizadas para ayudarlos a ser más conscientes de las necesidades de sus estudiantes y hacer una transición más fluida de las aulas presenciales a las virtuales.

Aplicaciones de almacenamiento en la nube

De manera similar a cómo las aplicaciones de planificación de EdTech para la planificación de lecciones eliminar las carpetas voluminosas y el papeleo, también pueden hacerlo las aplicaciones de almacenamiento en la nube. Aplicaciones como Dropbox, Evernote, Google Docs y otras permiten a los estudiantes y profesores cargar y revisar documentos, dejar comentarios e incluso tener conversaciones.

Los archivos se pueden analizar convenientemente en diferentes carpetas para que sea rápido y fácil encontrarlos. Además, los archivos permanecen disponibles, por lo que no hay necesidad de preocuparse por perder ningún archivo físico. Estas aplicaciones son relativamente de bajo costo y muchas incluso están disponibles de forma gratuita.

Aplicaciones de información educativa

Dado que las aulas virtuales reducen el nivel de interacción personal y hacen que sea más difícil vigilar realmente el progreso de los estudiantes, algunas aplicaciones de EdTech pueden analizar los datos de los estudiantes para ayudar a los educadores a determinar qué métodos de enseñanza funcionan y cuáles deben modificarse.

Una de estas aplicaciones es Watermark, una aplicación intuitiva de EdTech que fue diseñada específicamente para uso en la educación superior. La aplicación ayuda a los educadores a recopilar y revisar datos, automatizar flujos de trabajo y proporciona información que puede ayudar a mejorar los modelos de enseñanza y el éxito de los estudiantes. La aplicación también ahorra tiempo a los educadores al agilizar la planificación, la gestión y la presentación de informes del currículo.

La próxima ola de tecnología de e-Learning

A medida que EdTech continúa evolucionando, también lo hará el espacio de e-Learning. Podemos esperar que muchos más sistemas HiTech participen en la facilitación de la educación, incluida la realidad virtual (VR), la realidad aumentada (AR) e incluso los «maestros» robóticos o los asistentes de aula. Los sistemas de realidad virtual y realidad aumentada pueden crear un espacio que se asemeja mucho al aprendizaje en persona sin tener que mantener la distancia social.

Los maestros o asistentes robóticos pueden ser programados y operados por maestros reales y repartir o recolectar materiales. Si bien no pueden reemplazar a los maestros reales, los robots pueden ayudar con tareas más básicas e incluso pueden trabajar en conjunto con los maestros, sirviendo como una especie de cuerpo artificial por el cual los maestros pueden moverse alrededor de un aula y ver a través de los «ojos» del robot. Esta tecnología ya se ha implementado en China, pero aún no hemos visto si otros países adoptarán un plan similar y qué tan involucrados estarán los robots en el aula.

Cree una innovadora aplicación EdTech hoy

No hay duda de que EdTech ha facilitado el e-Learning tanto para profesores como para estudiantes. Ya sea a través de un entorno híbrido de aprendizaje remoto-físico o un entorno totalmente remoto, ya que es probable que las aulas virtuales estén aquí para quedarse, el futuro de la educación sin duda radica en aplicaciones innovadoras que puedan ayudar a los profesores y estudiantes a tener éxito.

CEO Inleggo